NO DEBERÍAN SER PUTAS.

1/3/17
Todas soñamos con cumplir nuestras metras, con hacer realidad, al fin, todo aquello por lo que nos levantamos cada mañana.

Imagina que alguien pone precio a tu sueño y a cambio lo recibes hecho realidad.

Imagina que aceptas y te llevan al lugar donde las ilusiones se cumplen y cuando llegas....

Tú no sabías que aquello que te motivó a luchar, sería tan oscura y te costaría tu cuerpo.

El jueves y el viernes de la semana pasada asistí a una conferencia de la fotógrafa Lorena Ros.
Uno de sus primero proyectos fotográficos consistió en seguir el camino de un grupo de mujeres nigerianas que llegaban a Europa en busca de "un futuro mejor".

Al principio las someten a un ritual de voodoo, y después en patera, ponen rumbo a su "tierra prometida", Europa.

Ese viaje les cuesta unos 40.000€, que les cobra la mafia. Lo que no saben y descubren cuando llegan aquí, es que tendrán que pagar esa deuda mediante la prostitución.

Lorena Ros contaba, que algunas consiguen pagarlo en tan solo un año. Así que imaginaos la cantidad de actos sexuales a los que deben someterse para poder vivir, y además, reunir esa cantidad de dinero.

Pero, pagar la dedua no significa la libertad. Significa subir de categoría dentro de un circulo de que es muy difícil, sino imposible, salir.

Y esto no ocurre lejos. Este proyecto fue desarrolla, entre otras ciudades de Europa, en Barcelona. Pasa al lado de nuestra casa. Por eso pienso que es tan importante que se desarrollen este tipo de proyectos para dar a conocer determinadas situaciones que deben cambiar.

Otra cosa a tener en cuenta es que mientras haya demanda, se seguirá incrementando el servicio. ¿No creéis? 


Fotografía de Lorena Ros.

No hay comentarios

Publicar un comentario